LEYENDA

Un paseo por el Jardín Centenario es algo de lo más típico cuando visita el centro histórico de Coyoacán. Los Arcos del Jardín Centenario así como la Fuente de los Coyotes son íconos de la delegación, los cuales constituyen el escenario perfecto para los paseos de fin de semana y disfrutar de actividades como música, puestos de artesanía, mimos y globeros. Aúnque Coyoacán es considerado un barrio de la delegación, sus colores y su aire todavía de pueblo lo hacen ser diferente y especial que al resto de la gran metrólopis. Con una población de 360 habitantes, el Jardín Centenario es uno de los espacios más visitados por los asistentes.

 

Está se encuentra flanqueada al norte por el edificio que alberga la sede delegacional del Distrito Federal; al sur, por la imponente construcción del templo de San Juan Bautista; al poniente, por los restos de su portada atrial en piedra labrada, justo enfrente de la calle de Francisco Sosa, donde en medio de gran profusión de postes se esconde la interesante fachada de la casa de Diego de Ordaz.

En la mitad del Jardín una fuente con dos coyotes hace alusión a la leyenda de que este era el lugar de estos mamíferos. Coyotl significa Coyote y Huacán, lugar en la lengua de los Aztecas. Otra de las leyendas cuanta que un coyote agradecido, le traía gallinas a un fraile que le había salvado la vida. De ahí proviene el nombre de este lugar según algunos de los habitantes del sector.

 

El Jardín Centenario se encuentra además, rodeado de deliciosos restaurantes para todos los gustos. Artesanías, arte, familias, nieves y niños corriendo en medio de un ambiente festivo, son algunas de las características que se podrán disfrutar en este lugar.

OFRENDA

 

Días: 30 de Octubre al 2 de Noviembre.

Actividad: Camposanto de cartonería

 

Días: 30 de Octubre al 2 de Noviembre.

Actividad: Altar a cuatro de los más representativos escritores latinoamericanos, Octavio Paz, Efraín Huerta, José Revueltas y Julio Cortázar.

 

Días: 30 de Octubre al 2 de Noviembre.

 

Actividad: Hermosa ofrenda de los artesanos de Coyoacán en la fuente de Los Coyotes.